Hace un par de días terminé de ver la serie The Wire, de HBO.

Sin dudas puedo decirles que es una de las mejores series jamás realizadas (sino la mejor).

El nivel de detalle, investigación y ejecución implicados en las 5 temporadas de The Wire es simplemente fantástico.

Para quienes no la han visto, les hago una breve introducción (libre de spoilers):

The Wire tiene lugar en Baltimore, Maryland. Está basada en hechos y personajes reales, mezclados con otros de ficción.

La serie fue co-creada por un ex reportero de policiales de The Baltimore Sun (David Simon) y un ex-policía que se volvió maestro escolar (Ed Burns). Ya pueden imaginarse el nivel de realismo de la misma.

En sus 5 temporadas abordan la realidad de la ciudad de Baltimore desde diferentes ámbitos: las drogas en las calles, el desvanecido puerto, la corrupción política, el sistema educativo decadente y la sala de noticias más realista que la TV ha visto (si, mucho más que la de The Newsroom).

Lo rico del storytelling es que no es el clásico “buenos vs malos”, o todo es blanco o negro. La serie muestra a las personas tal cual son, a las instituciones en su estado real, y trata de alejarse del espectáculo innecesario o clichés televisivos.

La serie en su momento no fue un éxito de ratings, y esto se le puede atribuír a diferentes factores: una trama compleja y prolongada, un horario malo (en su momento competía con Desperate Housewives), la cruda representación de lo que pasa en la sociedad, y -aunque ud no lo crea- un cast con muchos actores de color.

Aun así, la serie se convirtió de culto y es considerada por muchos (con razón, debo decir) la mejor serie dramática de la TV.

Por todos estos puntos, ya mismo deberían estar buscando las 5 temporadas de The Wire.

Tomando las palabras de Charlie Brooker de The Guardian:

“The Wire’s so good, I’m jealous of anyone who hasn’t seen it yet, because they get to discover it anew.”

Si todavía no vieron la tercer entrega de la saga de Batman creada por Christopher Nolan, no dejen de hacerlo; y si tienen la posibilidad, háganlo en IMAX: la experiencia es increíble.

A modo de adelanto, les dejo un especial (libre de spoilers) sobre el sonido y la música de la película, de la siempre recomendada serie “Sound Collection”, que deberían chequear si aman como yo todo lo que tiene que ver con Behind the Scenes de cine.




Yo ya ví la película, si les interesa charlar al respecto, me encuentran en Twitter: @PabloSanchez.