Spotify For Music advertising campaign

Llega la primer campaña de TV para Spotify, la compañía que permite acceder a música a través de streaming online.

Tanto este comercial, como el de Facebook por ejemplo, son meramente de branding: hacer que la gente reconozca la marca y los asocie con un ideal.

En el caso de Spotify, que la música es lo que nos mueve, que es un poder imparable que puede cambiar el mundo, y que Spotify nos da acceso a ese poder. Todo acompañado por imágenes de una persona haciendo “crowd surfing” en un recital, emulando el movimiento de olas del mar con la multitud de gente.

Concebido por Droga5, el comercial tiene un guiño al menos gracioso: hace referencia a la canción “I am the Walrus” de The Beatles… cuando en Spotify el catálogo de dicha banda no está disponible.

Creo que está bien, pero me gustó mucho más uno de los adicionales de la campaña: “For all the songs that remind you of her”.

El tercero intenta ser gracioso, pero me dio más sensación de ridiculez que de otra cosa. Igualmente creo que de alguna forma logra su objetivo bajo el lema “Getting Weird”.

¿Cuál les gustó más?

Reemplazo Google Reader Replacement

Como muchos de ustedes sabrán, Google ha decidido matar a varios de sus productos, entre ellos Google Reader.

Nunca le encontré una gran utilidad a Google Reader, siempre preferí opciones de empresas más chicas sólo enfocadas en su producto, pero mucha gente lo está llorando desde ya, aunque Google anunció que el servicio dejará de funcionar a partir del 1 de Julio de este año.

Como muchos de los lectores de este blog utilizan Google Reader, me pareció una buena idea recomendarles 3 apps alternativas para que puedan hacer el traspaso de sus RSS feeds.

Feedly

Feedly Reemplazo Google Reader Replacement

No sé si la gente de Google trabajó con Feedly para hacer más simple el traspaso de toda tu información teniendo en mente el anuncio sobre Reader, pero la integración para poder hacer el cambio es demasiado simple. Sin dudarlo, Feedly es una de las mejores opciones.

Sus desarrolladores comentan que trabajaron en una API clon de Google Reader (codename: Normandy), la cual hace el proceso de transición tan simple y transparente para el usuario.

Quizá por eso más de 500.000 usuarios de Google se pasaron a Feedly en menos de 48hs. Impresionante.

Feedly es el que menos se parece estéticamente a Google Reader, sino que intenta ser un Flipboard de feeds RSS, lo cual no es para nada malo. Funciona gracias a extensiones de Safari, Chrome y Firefox y tiene soporte para iOS, Android y Kindle.

Netvibes

Netvibes Reemplazo Google Reader Replacement

Uso Netvibes desde 2008 y es mi solución irremplazable para leer feeds de RSS. Me parece genial la forma de visualizar cada uno de los feeds, poder organizarlos en tabs/carpetas y ver un resumen del post antes de ir y leer todo el artículo completo.

El traspaso de la info desde Google Reader es un poco más compleja: hay que bajar todo en un zip, descomprimirlo y desde Netvibes levantar el archivo “subscriptions.xml”

Tiene versión para web browser, iPad, iPhone y Android.

The Old Reader

The Old Reader Reemplazo Google Reader Replacement

Una de las opciones menos esperadas, es The Old Reader.

Básicamente, es un lector de RSS que funciona tal cual el viejo Google Reader, con muchas mejoras encima.

Están en Beta, así que algunas cosas pueden no funcionar del todo bien, pero para quienes mueren de la nostalgia con el viejo Google Reader, acá tienen la mejor opción de todas.

La transición es similar a otros lectores: bajar el archivo OPML generado por Google Reader, y levantarlo desde The Old Reader. Esto traspasará todos los feeds y hasta incluso la organización de los mismos en carpetas que tenías en GR.

No tienen una versión mobile todavía, pero están trabajando en la misma.

Creo que estas son las mejores opciones para quienes se sienten abandonados por Google.

Espero que la transición sea leve!

GameStick Control Console
Fantástico producto nacido en Kickstarter.

En tan sólo 30hs después de su lanzamiento, GameStick consiguió el funding de 100.000 dólares necesario para arrancar el diseño y desarrollo de lo que sus creadores consideran la consola de juegos más portable que existe al día de hoy. Y al momento de publicarse este post, llevan recaudados casi 650.000 dólares. Tremendo.

Con un precio tan accesible de 80 dólares, la idea de los desarrolladores es que la consola quepa en el mismo control de juego que usarán los usuarios, y que transportarla sea tan fácil como guardar el control en un bolso/mochila y ya.

La consola en sí, es muy similar a un stick de USB, que se conecta en el puerto HDMI de cualquier televisor HD, y el usuario ya está listo para jugar.

GameStick Stick Console

Las especificaciones: utiliza como sistema operativo Android Jellybean y el stick incluye 1GB de RAM DDR y 8GB de capacidad NAND/FLASH, al que se le pueden sumar 32GB mediante una microSD card. Las conexión a internet se realiza mediante WiFi 802.11 y la comunicación entre el control y el stick se establece mediante Bluetooth 4.0.

Acá la presentación de Kickstarter del producto.

Aparte de Gamestick, desde Kickstarter se impulsó la consola OUYA, también basada en Android.

¿Son estas consolas de bajo costo la revolución para gaming que ni Sony, Nintendo ni Microsoft pueden crear?

Difícilmente. Lo que si queda claro es que la tendencia es clara en lo que respecta a abaratar costos de los dispositivos, y mucho de eso pasa por apostar a las experiencias que los usuarios tienen en plataformas mobile.

Habrá que ver cómo evolucionan estas apuestas independientes.

Quizá lo más interesante de todo sea ver cómo las innovaciones en la industria se generan por desarrollos de pequeños equipos ágiles gracias al crowdfunding en Kickstarter.

No necesito un Smart Watch Apple Watch

Apple Smart Watch iWatch

En estas semanas se ha instalado cada vez más un rumor que asegura que Apple estaría trabajando en un Smart Watch o iWatch o “reloj inteligente”.

Igual lo de Apple no es innovador:

Pebble

pebble watch smart watch Apple iwatch

Hace un tiempo escribí sobre Pebble, un teléfono que salió a la luz en Kickstarter y cuyas órdenes se están entregando en estos días a los usuarios que respaldaron el proyecto.

Si no recuerdan de qué venía Pebble, les refresco la memoria:

De todas maneras, tal cual me lo imaginaba, las funcionalidades son bastante cortas y los usuarios se quedaron sin un uso que realmente justifique el precio, los inconvenientes de conexión y la constante carga de batería que el Pebble supone.

Citizen Eco Drive Proximity

Citizen Ecodrive Proximity

Otra opción para quienes el Pebble les parezca horrible es el Eco Drive Proximity de Citizen.

Sus funcionalidades controladas mediante una iOS app son muchísimo más limitadas (vibra cuando hay llamadas perdidas, sus agujas se mueven en posiciones específicas, tiene ringtones configurables y alerta cuando el iPhone se aleja del reloj) y aparte su precio bastante más elevado (EUR 500!).

Meta Watch

Metawatch Kickstarter iWatch Apple smart watch

Este posiblemente sea el más llamativo de todos los que están dando vuelta.

También salido de Kickstarter, Meta Watch permite hacer cosas varias como screening de llamadas, revisar SMSs, ver info de calendario y no mucho más.

Acá una demo:

Arranca en los USD180 hasta USD200.

¿Necesarios? No.

Claramente Apple no quiere quedarse detrás en la moda de “wearable tech”, teniendo en mente que Google ya está experimentando al respecto con su proyecto Glass (el cual me sigue pareciendo estúpido).

Ahora bien: ¿cuán necesario es sumar un “smart watch” a nuestro conjunto de dispositivos de uso constante?

¿Acaso el celular no se convirtió en un reemplazo natural del reloj? Como comenté bastante en twitter, un reloj tiene que hacer específicamente bien una cosa: marcar la hora.

Fuera de los usuarios nicho (corredores, ciclistas), ¿qué usos realmente útiles puede tener un reloj inteligente?

A mí se me ocurren un par:

  • Responder un SMS o mail usando Siri o Google Voice.
  • Screening de llamadas.
  • Aviso de eventos en Calendar.
  • Control del reproductor de música del teléfono.
  • Control de distanciamiento del teléfono (para no olvidártelo/perderlo).

Pero antes de emocionarnos, deberíamos preguntarnos:

  • ¿Realmente queremos estar hablándole a nuestro reloj como idiotas para hacer cosas?
  • Estas funcionalidades limitadas, ¿valen USD150 – USD200 (o lo que vaya a costar el iWatch), EXTRAS al valor de nuestro teléfono?
  • ¿Necesitamos un reloj de tamaño considerable por el solo hecho de no querer sacar nuestro celular de nuestro bolsillo?

A mí sinceramente no me convence ninguna de las funcionalidades desarrolladas al momento como para ir en contra de esos 3 planteos.

De todas maneras, estoy seguro que (de lanzarlo) Apple jugará otra carta mucho más implícita en el mundo de los relojes: status.

Tener o no tener un reloj Apple va a hacer la misma diferencia entre tener un Casio, un Swatch o un Tag Heuer.

Yo, sin embrago, sigo sin comprar.