Cuando la Publicidad juega más allá de la creatividad

La capacidad potenciadora de mensajes de los medios de comunicación y su formación de imágenes u opiniones es algo universalmente indiscutible desde hace años, pero poco se ha dicho o casi nada al respecto de cuando estos, se mezclan con disciplinas como el marketing y todas las variables que esto contrae.

AXE

Desde hace años que los estudios de mercados nos reducen a simples números, a datos meramente cuantitativos, y nos fragmentan, separan, acumulan y agrupan en base a nuestros gustos, nuestras preferencias e ideas. Pero desde hace años, con el auge de nuevos estudios, el marketing entrelaza estrategias acompañadas por la psicología, donde se empiezan a conjugar nuevos conceptos de cómo un mensaje puede penetrar en una sociedad.

Desde esta pequeña unión, se puede decir que las agencias de publicidad de alrededor del mundo, sin excluir a las de Argentina, han empezado a jugar con las necesidades básicas de las personas, más allá de sus necesidades, sino más bien, con su ideal en la sociedad, realización personal, idea de imagen social, su status ante otros, y hasta con su su paranoia y sus miedos, convirtiéndolo, en una maquina segura que genera comercialidad y objetivos cumplidos.

Por mas que uno lea esto, puede llegar a pensar que este tipo de prácticas resultan inofensivas, pero si uno ve con detenimiento que elementos son puestos en juego, se puede dar cuenta de con que necesidades se esta jugando, para así lograr un consumo casi básico.
Muchos de estos mensajes juegan con los miedos más profundos de las personas, como la diferenciación ante cierto status social a través de la belleza, el supuesto sentirse bien consigo mismo o con el simple ideal de sentirse aceptado a través de conceptos meramente narcisitas

Dove - Por la Belleza Real

También se puede mencionar la paranoia con respecto a la relación entre padres e hijos en cuando a su bienestar, un instinto casi primitivo, como lo es también la idea del sexo, que a través de cierto producto, se puede llegar a conseguir.

Relación entre padres e hijos, jugando con la necesidad

Actimel:

En el caso de actimel, se ha comprobado científicamente que la bacteria que este producto promociona, que es la L-Casei Defensis o Imunitass, es generado por el cuerpo humano mismo, esto ayudaría a su generación. Cuando el organismo sienta que algo la produce, dejara de hacerla, y si se deja de consumir en realidad, concebiría la ausencia de la misma.
Existe un proyecto de ley al respecto, para advertir a los consumidores, el cual se puede leer aquí y un debate al respecto de su publicidad engañosa.(Anotación personal: el ser humano vivió mucho tiempo sin necesidad de este producto)

Hellmann’s:

¿En este caso, un producto resaltaría el amor entre una madre y su hijo?
(Léase uno de los comentarios: “son unos hdp, esto es jugar sucio”)

Yogurisimo:

Alguien que me explique científicamente que es provitalis y por que debería consumirlo.

El instinto básico y primitivo

Se sabe que el sexo es algo que vende y gana, pero hay que tomar un caso muy particular, que es el de los desodorantes Axe, que a través de sus publicidades, juegan con la idea de conseguir sexo (o sus variantes ¿?) con el uso de este producto, convirtiendo a la mujer en algo ajeno a cualquier complejidad emocional (discurso feminista de los 80) mediante su uso y aplicación casi utópica.

Axe:

El ideal de sentirse bien consigo mismo

La idea de estar en forma es conjugada con las imágenes creadas por los medios de comunicación, generando estándares sobre el cuerpo humano y lo que debe ser aceptado, ya se sabe de eso, y se sabe que genera.

Publicidad Ser:

Impulse

(lease: “nuevas fragancias. Nuevos hombres”)

La llamada patriótica

Recurrir a los símbolos patriotas y al deber moral de un ciudadanos perteneciente a una sociedad, es un discurso que genera una especie de obligación para con una conducta especifica.
Las agencias aprovechan la euforia banal ante el supuesto estado de pertenencia de los sujetos con un espacio o símbolo identificatorio en épocas de eventos deportivos, donde supuestamente, nuestra moralidad nacionalista sale a brillar por fuera.

Quilmes:

YPF:

Deberías leer:

El futuro de la publicidad: cada vez mas creativa

Sobre la publicidad engañosa

La publicidad y los estereotipos sociales

AdBuster y sus principios anticonsumistas

Ser o no ser, ese es el Yogur

Other popular articles

Comments (3)

  1. Rodolfo — March 1, 2008 at 12:55 am

    AXE MIENTE! Por más que te pongas toda la colonia, te mires entero “City Hunters”, o te hagás un baño en chocolate caliente, si no la tenés clara, las minitas no se te abalanzan… HE DICHO…

    Reply

  2. Nicolás — March 1, 2008 at 2:42 am

    Los de La Serenísima son terribles.. Siempre ponen esos nombres científicos en Latín onda “pro vitalis” ó “acti regularis” para que la gente se crea que descubrieron la pólvora y son cosas mas comunes que los autos blancos.

    Despues también está el caso de la propaganda de Activia que dice “Uy, se acerca fin de año, el stress de salir, las compras”. Mi vieja que labura se caga de risa.. ¿a quien le causa stress ir de compras?

    Muy bueno el artículo

    Reply

  3. Pablo — March 1, 2008 at 1:09 pm

    Rodo: Posta!! Yo me compré TODAS las fragancias y no pasa nada!! Jajaja,

    Nico: Seeh, te hacen creer que por tomar el yogurcito ese te vas a bancar mejor tu trabajo, los problemas, los dolores de la edad, etc etc.
    Bullshit!!

    Reply

Leave a response