Wall-E Pixar

Getting Things Done

Una de las cosas más difíciles para cualquiera a cargo de un proyecto, es justamente, terminarlo.

Me ha pasado a veces tener que trabajar en proyectos ETERNOS, que se estiraron innecesariamente por meses y meses.

Eso no sólo es un problema para quien administra el proyecto: es un problema para el cliente, y para la empresa proveedora también.

Obviamente hay muchos factores que inciden en que se presente este problema: el cliente tiene problemas para tomar decisiones, las especificaciones y requerimientos no están explícitamente enunciados, nosotros no nos ponemos de acuerdo en qué forma darle cierre al proyecto.

Aunque la mayoría de las veces el problema está en las especificaciones/requerimientos, y por ende en no poder coincidir con las expectativas del cliente; otras veces el problema está de nuestro lado: cómo llegar al punto de cerrar el proyecto correctamente?

Y acá es donde entra en escena este genial video de una charla dada por Ed Catmull, Presidente de Pixar Animation Studios; donde cuenta que ellos también tuvieron problemas similares en tiempos del lanzamiento de Toy Story, su primer filme (y éxito que revolucionó la animación por computadoras).




Impresionante charla.

Claramente algunos de los puntos que nos interesan en el tema que venimos charlando:

  • Todos los proyectos se enfrentan a la crisis de tener cosas que no gustan. Y hay que hacer cambios.
  • Siempre, siempre hay que reevaluar constantemente. El re-assesment es importantísimo durante, y al final de cada proyecto.
  • Las ideas son buenas, pero las personas que las ejecutan son más importantes.
  • “Share early – share often”. De esa manera cuando el trabajo esté terminado, estará realmente terminado.

Estoy convencido que teniendo en cuenta estos puntos, evitaremos los contratiempos que hacen que proyectos que nos parecieron geniales en un inicio, terminen siendo un dolor de cabeza.

Adicionalmente, mantendremos la salud de la empresa y de la gente con la que trabajamos en un máximo; aunque tengamos que lidiar con los caprichos inentendibles de los clientes.

Mantener las crisis pequeñas, la clave.

Qué les pareció la charla?

Other popular articles

Leave a response