Qué es Thunderbolt?

Hoy Apple presentó un refresh en su línea de MacBook Pro e introdujo una nueva tecnología de puertos: “Thunderbolt“.

Mucha gente se preguntó lo mismo cuando leyeron la noticia: “Qué es Thunderbolt?”

Así que como blogger invitado, Fabio Baccaglioni, nos cuenta más sobre esta tecnología:

Hace ya unos años Intel empezó a desarrollar una tecnología propia para interconectar equipos, la idea era evolutiva, más velocidad, más ancho de banda y evitar los miles conectores y cables diferentes entre monitor, impresoras, redes, discos rígidos y todo lo que nos obliga a tener mil y un conectores en la PC.

El primer producto en ofrecerlo es la línea MacBook Pro de Apple lanzada hoy, pero no será el único ya que el potencial que ofrece soluciona muchos de los problemas actuales que ni el USB 3.0 tenía planeado resolver.

¿El problema? Thunderbolt es propietario de Intel, no es una especificación libre, pero el mercado sabe adaptarse a esto, ¿servirá esta vez?

No todo es color de rosa

Para dar una idea, un cable común de más de cinco metros tiene un problema muy grave: la caída de potencial en una distancia dada, provoca que no alcance la energía que necesite el dispositivo que tengamos en la otra punta.

Así Light Peak (codename), ahora comercialmente llamado Thunderbolt, había sido diseñado con fibra óptica como medio de transmisión de datos y una cubierta de cobre para la potencia.

El Thunderbolt que veremos en esta primer generación es de cobre, no de fibra óptica. ¿Puede lograr los 10Gbps? Si, pero tiene sus limitaciones.

A la vez hay una ventaja: el mismo puerto sirve tanto para DisplayPort como para conectar con el bus PCI Express de una computadora, por ende no sólo podemos conectar un monitor, también un disco portátil, en el mismo puerto, sin fijarnos si uno es para el monitor o este u otro distpositivo. Todos funcionan en el mismo!

Qué significa para la industria

Esto no significa la muerte de USB, para nada, el costo de los productos USB es muy barato y una webcam común no necesita una una conexión tan rápida que podría mover una película full HD en 30 segundos, obviamente no.




Además, no es el único que va a 10Gbps: tanto la especificación de USB 4.0 como el 10Gb Ethernet apuntan a estos anchos de banda enormes.

El rival más fuerte que tendrá esta tecnología es el PoE, Powered Ethernet, por una simple razón: el cableado es el mismo de siempre, CAT6A, ofrece hasta 30Watts en el cable, es compatible con Gigabit Ethernet, 10GbE y 100GbE y ya hay equipos  en el mercado.

Por esta razón es “opcional” la fibra óptica de Light Peak, ya que para datos la luz sirve mucho pero para energía… nada.

El cable de fibra óptica es ínfimo, apenas 62,5 micrones de grosor, puede transportar un haz de luz infrarrojo hasta cien metros y el cable está completamente cubierto de capas de plástico para evitar roturas. Un corte y a la basura, como toda la fibra óptica, pero donde entran 20 cables normales entrarían miles de Thunderbolts.

Otro detalle interesante de Thunderbolt es que es doble canal, 10Gbps de subida, 10Gbps de bajada, algo que dejará el costo de transferencia ya no en el cable si no en el disco portátil que estemos usando.

Al estar conectado directamente al bus PCI Express de la computadora obviamente el camino al procesador o a la memoria es casi directo. Creo que el mayor cuello de botella lo tendremos ahí, por eso es una tecnología recomendable para equipos nuevos con memorias de más de 1066Mhz, discos con suficiente caché, etc.

Las MacBook Pro modelo 2011 tendrán la versión de cobre, no la óptica, pero sin ser tan “fancy” al menos dispondrán de 10Watts para darle energía a lo que conectemos allí.

USB 3.0? PoE? Thunderbolt?

Sea como sea se va simplificando el escenario de enchufes, cables y conectores que hacen de toda computadora un plato de fideos.

Ahora bien, para poder disfrutar de sus beneficios ¡hay que comprar nuevo hardware!

Artículo por Fabio Baccaglioni, blogger de Fabio.com.ar y Tecnogeek.com y de la agencia digital Cake Division.

Other popular articles

Comments (1)

Leave a response